• María Teresa Mora Guillén, corresponsal de Imagen del Golfo

En el ejercicio de ‘Quién es quién entre los que preguntan en las mañaneras’, pocas veces habíamos encontrado dinastías periodísticas como la de la compañera María Teresa Mora Guillén, quien, oriunda de la CDMX, tras haber cursado la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Intercontinental de la Ciudad capital, llegó a realizar estudios de francés en la Alianza Francesa de París, y un posgrado sobre la nueva radio en el Instituto Internacional José Martí de La Habana, Cuba. Cursó en el Claustro de Sor Juana un diplomado en Creación literaria y, por casi 14 años, se desempeñó como reportera para la dirección de noticieros de Televisa, con Jacobo Zabludovsky y su jefe de información Raúl Hernández Batista.

También, Tere Mora ha sido jefa de radio en la Agencia de noticias del Estado mexicano Notimex y directora de Comunicación Social en la Delegación Regional Estado de México Oriente, del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS. Y, entre otras cosas, trabajó también con Beatriz Pagés Rebollar e impartió un diplomado de radio en Michoacán, (Zitácuaro, Uruapan y Morelia). Actualmente señaló estar muy agradecida con el profesor José Robles Martínez, “por darme la oportunidad de ser corresponsal para Presidencia de la República del Corporativo Imagen del Golfo, al que pertenecen el ‘Diario del Istmo’ y el periódico ‘Imagen de Veracruz’”.

−Platícanos ¿por qué escogiste la carrera de comunicación?

                Provengo de una familia de periodistas: desde mi abuelo, mi padre, mis primos, tíos, hermanos, todos han sido periodistas. Mi papá, Antonio Mora Hurtado, fue fundador del periódico “El Valle”, con el profesor José Robles Martínez; también director del ‘Sol de México’, y tuvo sus inicios periodísticos en ‘Novedades’ y fue así como acudí al puerto de Veracruz −va a hacer un año−, con el profesor Robles Martínez buscando una oportunidad laboral en “Imagen del Golfo”.

-¿Cuál consideras ha sido tu pregunta más trascendente?

No es que haya una de mayor trascendencia porque todas lo han sido. Aquí las preguntas que realizo son de carácter local. Para nosotros es muy importante el proyecto del Tren Interoceánico del Istmo de Tehuantepec por la proyección económica que dará en la región, y otras de carácter social. A partir de una petición, en la carretera de Cumbres de Maltrata donde había muchos asaltos a mano armada, para que enviaran drones; sin embargo “el problema fue que solo estuvieron diez días y después, cuando los retiraron, volvieron los asaltos. Esos es el tipo de cosas que me he percatado aquí en las mañaneras”.

                El colega y amigo Eduardo Esquivel Ancona, corresponsal de SDP noticias, invitado a esta entrevista, cuestionó:

− ¿Qué opinión tienes de lo que gente que no viene a las mañaneras dice −y que casi le consta− que se siembran preguntas, pagan por preguntar; y que Comunicación Social de Presidencia escoge quién pregunta y qué?

Yo, por mi experiencia, diría que esto no es cierto; al menos yo nunca cobraría por realizar una pregunta, aunque es sabido −porque mi propio jefe me lo ha manifestado−, que hay quienes así lo han hecho. A las afueras de Palacio Nacional se me ha acercado gente que me identifica. para ofrecer que haga alguna pregunta. No lo he podido hacer, tampoco, porque mi tema es local y, aun así, no aceptaría ninguna dádiva al respecto. La gente desconoce mucho de qué se trata. Sí, hay compañeros que hacen más de tres preguntas, lo permitido son dos; pero también se hacen muchas peticiones de asistencia social.

−¿Qué opinión tienes de este modelo de comunicación social que tiene el presidente con las mañaneras?

Me he percatado de que es fundamentalmente informativo. Todos los líderes utilizan hoy −como herramienta política− las redes digitales de comunicación. El presidente tiene un gran alcance, un gran número de seguidores; pero hay algo que no me parece; por ejemplo, recuerdo un estudio que hice sobre el filósofo Emmanuel Kant, donde decía, en filosofía, que política y religión deberían estar separadas, así como que el Estado no podía procurar el bienestar y la felicidad del pueblo. Sin embargo, me doy cuenta que el presidente Andrés Manuel López Obrador, de manera continua en sus conferencias mañaneras, hace referencia a la Biblia, a los mandamientos de la ley de Dios; y opina que el Estado se debe responsabilizar por el bienestar y la felicidad del pueblo, cosa que a mí no me parece. No creo que sea conveniente.

−¿Consideras que las Mañaneras habrán de cambiar la comunicación política del Gobierno?

Sí, creo −como lo ha referido el presidente López Obrador−, que las mañaneras propician una mayor interacción entre la ciudadanía y el titular del Ejecutivo federal. Esto lo veo muy claro y me doy cada vez cuenta de la audiencia que tienen las conferencias. Lo que no me parece es que en esta ‘veda electoral’, a través de sus mañaneras, ocupe sus espacios para seguir enviando mensajes al pueblo, un poco de manipulación a favor del partido en el poder. Soy apartidista, pero sí me doy cuenta de que mueve masas.

−¿Qué opinión te merece la convivencia entre periodistas de medios convencionales y medios digitales?

Pienso que ahora los Youtubers y los portales en redes sociales son lo de hoy. Veo una sana convivencia entre el trabajo que realiza un reportero de un medio tradicional de comunicación y los nuevos portales digitales. O sea que se puede convivir bien, cada quien realizando su trabajo. De que el ambiente es difícil, lo es. En casa me dieron una educación y yo misma he procurado que sea así, de integrarte y participar en el oficio que desempeñas, a donde llegues, con cordialidad, tratando de, si no hacer amigos, al menos tener un buen ambiente. Si hay alguien que no saluda, que es déspota, lo respeto. Procuro tratar a la gente como me trate; esto la vida misma me lo ha enseñado.

 Una cosa que me ha gustado del modelo de comunicación de esta administración, es que ha sido claro desde 2018 que llegaron al poder, en que, conforme a la política de austeridad, reducir al 50% la publicidad destinada a los medios de comunicación. Incluso la Secretaría de Hacienda ha hablado con los medios para que sacrifiquen un poco sus tarifas y, a la vez, no utilizar los recursos públicos para premiar o castigar a un medio de comunicación.

−¿Crees que el modelo de comunicación política implementado en estos seis años, logre que haya más interacción entre los políticos y sus gobernados.

No sé. Creo que si hay continuidad en el gobierno sí va a haber una mayor interacción; y aun así, en caso de que cambiaran las cosas, si llegara otra administración, sí tendrá que haber, sobre todo por las nuevas tecnologías, una nueva convivencia y una correlación entre los ciudadanos y el Poder Ejecutivo. Ver video.